De San Martín a Trelew

Bueno, ya pasó el 17 de agosto y el cumpleaños del General José de San Martín, el Padre de la Patria.

(Sensación extraña: no recuerdo haber escrito antes "el Padre de la Patria"; si acaso, fue en una composición escolar. Esta es una composición neo-escolar)

Como todos sabemos, el General-Padre luego cruzó los Andes al mando de su ejército, libró tres batallas de las cuales gano dos. Y los realistas se fueron de Chile. Mientras tanto, Güemes y sus Guerrillas Gauchas entretenían a los realistas desde Salta hsta Tarija.

Luego vino lo de Perú y el abrazo de Guayaquil entre los dos grandes de Sudamérica: Bolívar (el otro Padre de la Patria) y San Martín (van por estricto orden alfabético). Como hace unos días en este grupo circuló un mensaje donde se descalificaba a Don Simón Bolívar, en este mensaje expreso el desgravio al gran prócer venezolano y continental.

(nuevamente encuentro una sensación extraña, esta vez al escribir "prócer": evidentemente sigue la composición neo-escolar)

Finalmente, un ejército sudamericano al mando de Sucre se vino para el sur, hasta el Alto Perú, y los ejércitos realistas fueron finalmente derrotados.

Seguramente, en medio de tanto patriota había algunos pícaros, que hacían sus dinerillos. No había scaneres en esa época y las aduanas seguramente eran mucho más precarias.

Pero lo grave no eran entonces, como ahora, las pequeñas picardías frente a los inmensos patriotismos (inmensa es Latinoamérica). Lo grave fue lo que vino: entonces, se instalaron varios gobiernos neo-coloniales, como el de Bernardino Rivadavia que se ocupó de fabricar la primera deuda externa, la madre de todas las deudas externas: ¿recuerdan la Ley de Enfiteusis y el préstamo de la Baring Brothers Co?.

Y así fuimos llegando hasta el Siglo XX.

Y mañana, 22 de agosto, se cumple un nuevo aniversario de la "Masacre de Trelew".

Espero que podamos reflexionar sobre tan infausto aniversario, donde militares no-patriotas, anti-patriotas y huevo-incubado-de-la-serpiente mataron a 16 guerrilleros.

Eso fue en 1972, en ese año y para esa época yo estuve en Chile, ¡qué impresionante!, ver como las "contradicciones en el seno del pueblo" (cfr. Mao Ze Dong, el chino) iban minando al gobierno socialista de Allende.

¿Hasta cuándo se repetirá la mala historia?

No hay comentarios.: