Mauricio Macri podría ser peronista

Probablemente Macri ya sepa cantar la Marchita.

Y está lleno de cabecitas que lo votan.

¡Ganó en todos los barrios de la ciudad, incluyendo los barrios donde hay una clara mayoría de clase trabajadora, como Lugano, Soldati, Pompeya y Barracas!

Después de todo, gente muy diferente ha cantado la marchita: yo mismo me la sé casi de memoria. Y como yo, la cantan o la cantaron: casi todos los funcionarios del actual gobierno nacional y de la mayoría de los gobiernos provinciales; Duhalde y casi todos sus funcionarios; Menem y la gran mayoría de sus funcionarios; Cafiero cuando fue gobernador de la provincia de Buenos Aires e ídem. La canta la casi totalidad de los sindicalistas. La cantaron Victorio Calabró, Isabel Perón, Lorenzo Miguel. Mario Firmenich, José López Rega, el Coronel Osinde, mi mamá y sus hermanos.

Claro que sí: lo nuestro (lo de los peronistas) ha sido, es y será un gran cambalache.

Lo interesante del presente es que ahora tenemos más tiempo. Y entonces, mientras todos unidos cantamos la marchita, podemos empezar a diferenciarnos

2 comentarios:

Enrique dijo...

Me gusta la idea de diferentes peronismos. Yo también, como peronista que soy, me siento incómodo por nuestro cambalache histórico y actual.
Pienso que el "kirchnerismo" es una buena idea, para contraponer al "menemismo" y al "duhaldismo", por mencionar los principales "ismos" del peronismo reciente. Recordemos también que en cada provincia suele haber un "ismo" propio (peronista): por ejemplo, el "fellnerismo" de Jujuy, el "romerismo" de Salta, el viejo "juarizmo" de Santiago del Estero, para mencionar solamente algunos.
Pienso también que es hora de empezar a construir contenido ideológico y, especialmente, político, para este peronismo del Siglo XXI llamado kirchnerismo.

Mario Rabey dijo...

puede ser que ahora comiencen los tiempos que vos proponés, Enrique