Vacas sagradas
La primera vez que estuve aquí, me impresionó encontrar vacas en la calle. "Vacas sagradas" había aprendido en mi europeista infancia, parte de una religión y un modo de vida exótico. La Universidad lo resignificaría como premoderno o precapitalista. Aquí alguien me explicó que son simplemente dioses (dioses sin género, como en el inglés que es la lingua franca de la India). En un vivo contraste con el high tech y la altísima tasa de crecimiento anual del producto nacional bruto (semejante a la de Argentina, aunque tan prolongada como la de China y un poco menor que ésta). Hace siete años, pensé que las vacas se iban a ir yendo poco a poco de las calles de Delhi. Pero están ahí.

1 comentario:

Jorge dijo...

Mario, ¡¡muy bueno el Blog!!, lástima que estas letras ¿naranja oscuro? se leen muy mal con el fondo gris o algo parecido, un fuerte abrazo.

Jorge Menchaca