En 1962, un tipo llamado Arkhipov salvó al mundo

Lo leo en un artículo de Slavoj Zizek.

Sucedió durante la crisis de los misiles. Los tres oficiales de un submarino soviético, de acuerdo con su manual de operaciones, debían adoptar por unanimidad la decisión de responder con un torpedo nuclear al ataque de un barco norteamericano.

Dos oficiales opinaban que había que hacerlo. El tercero, VasilyArkhipov se mantuvo firme en su negativa.

La decisión de disparar el torpedo no pudo ser tomada.

Y la guerra nuclear mundial no estalló.

No hay comentarios.: